Inicio Comentarios
CAMAFU > Manejo del fuego > Temas Técnicos > Restauración de áreas quemadas

Restauración de áreas quemadas

n

Los incendios de gran extensión e intensidad promueven paisajes homogéneos donde la ausencia de árboles supervivientes y la distancia a los márgenes no quemados dificultan la regeneración de especies que, como el pino laricio (Pinus nigra), no rebrotan ni germinan después del fuego. Tras un incendio, el suelo denudado se hace más estéril, con pobres estructuras y bajas relaciones de almacenamiento de agua. El medio es más hostil para las plantas, la vegetación produce menos biomasa, etc. La desaparición de la cubierta vegetal ocasiona, además de pérdida de beneficios directos, la eliminación de la función protectora que ejercía, lo que supone el desencadenamiento de fenómenos torrenciales y de procesos acelerados de erosión, transporte y sedimentación. El suelo es un bien difícilmente recuperable, la degradación de sus propiedades iniciales (físicas, químicas y biológicas), y la pérdida de nutrientes y de sus partículas más finas, hacen que el proceso de regeneración sea muy lento. La recuperación de la vegetación después de un gran incendio depende de la severidad del propio incendio, pero también de la capacidad de regeneración de las diferentes especies después de la perturbación. Por otro lado, la supervivencia del banco de semillas es clave en las primeras fases de la regeneración. Las especies arbustivas mediterráneas presentan dos mecanismos de recuperación post-incendio: rebrotada desde órganos subterráneos y germinación de semillas.

 

Por tanto,  objetivos principales de la restauración de zonas quemadas son la recuperación de la vegetación y el aumento de la superficie cubierta por la misma, así como la mejora de las características de la masa afectada por el fuego, como son su estructura y su estabilidad. La rápida recuperación de la vegetación después de una perturbación, como puede ser el fuego, a partir de la rebrotada, previene la erosión del suelo, evita la pérdida de nutrientes y facilita el restablecimiento de condiciones favorables para la recuperación de la fauna.

 

Fuente: Prodon et al., 1984.

 

 

 


Restauración de Áreas Afectadas por Incendios Forestales en la Reserva de la Biosfera Sierra de Manantlán.
Informe Técnico Final del Proyecto

Notas sobre el diseño de plantaciones de restauración.
Este trabajo se orienta a áreas recientemente degradadas o que aun cuentan con suelo. Se trata de principios generales tanto para áreas incendiadas como para aquellas afectadas por otros agentes.